El II Plan de Acción Nacional de Gobierno Abierto incluyó como uno de sus compromisos la publicación de informes sobre el cumplimiento de las recomendaciones de Auditorías Internas en las instituciones públicas con el fin de que cualquier persona pueda acceder a dichos informes a través de un lenguaje claro, conciso y apegado a la evidencia, que muestre las falencias en el ejercicio de la gestión pública, y constituya evidencia que le permita a la ciudadanía fiscalizar y pedir cuentas a la administración.

En este hito se concretó la creación de la Matriz de Cumplimiento (MACU), un instrumento para presentar la información de los planes generales, el marco de operación interna, los informes de labores anuales y los respectivos informes de cumplimiento, como corresponde con el Decreto Ejecutivo N° 39 753 “Deber de la Administración Central de cumplir con las obligaciones derivadas del Sistema de Control Interno” y la Directriz 058-MP “Cumplimiento por parte de la Administración Descentralizada de las obligaciones derivadas del Sistema de Control Interno”.

En el marco del Sistema de Control Interno, la Administración Activa de las instituciones públicas debe aplicar las recomendaciones que se determinen de los hallazgos dados por la Auditoría en sus informes, de ahí la relevancia de contar con una herramienta que permita el cumplimiento de lo identificado y de su debido seguimiento, dado que responden a aspectos tanto a lo interno como a lo externo de la institución, con la finalidad de mitigar los riesgos, proteger los recursos y cumplir con sus objetivos.

Para poner en marcha este proyecto, se realizaron sesiones de capacitación a las instituciones de la administración pública y se indicó cómo completar la MACU. Lo anterior se complementó con una reunión con actores de la sociedad civil por medio de la Federación de Organizaciones Sociales (FOS) para presentar el proyecto y obtener recomendaciones.